Una esvástica sobre el Bidasoa

El mundo del documental vuelve a sorprendernos, esta vez, con un hallazgo importante. Se trata de la ópera prima de Alfonso Andrés y Javier Barajas, quienes hacen una reconstrucción histórica sobre una pieza fílmica de la II Guerra Mundial, inédita hasta ahora. Este relato poliédrico no sólo resulta relevante para la Historia sino que aporta nuevos elementos de interpretación sobre el papel del cine en la consolidación de los totalitarismos, entre otras cosas. Todo empezó con el encuentro inesperado con una cinta desconocida acerca de la “tierra de los vascos”, conservada en perfectas condiciones como otras tantas en el Bundesarchiv-Filmarchiv de Berlin.

La película en cuestión se llama Im Lande der Basken y fue dirigida por Herbert Brieger en 1944. Según Santiago de Pablo y Teresa Sandoval, Im Lande der Basken “es un intento de plasmar en imágenes una visión mítica del pueblo vasco” y “no puede separarse de los frustrados intentos nazis, durante la II Guerra Mundial, de acercarse al nacionalismo vasco para construir un nuevo orden territorial en Europa occidental según principios étnicos”. Y es que tal y como se plantea en el documental, Brieger fue un cineasta nazi prolijo en la filmación de películas culturales, costumbristas, cuyos objetos encajaban con cierta naturalidad en los conceptos de la propaganda del III Reich. Así Una esvástica sobre el Bidasoa se interroga acerca del contexto que hizo posible tal interés específico sobre el pueblo vasco en medio de una situación crítica para la política de la España franquista y la política internacional, en general. Para conseguir este enfoque tan delicado, además de las visiones proporcionadas por algunos protagonistas del momento, el documental ha contado con el asesoramiento privilegiado de tres historiadores cuyos conocimientos resultan complementarios a todas luces: Teresa Sandoval, experta en Historia del documental alemán y quien encontró la película de Brieger en Berlín, Santiago de Pablo, experto en Historia del cine vasco y Ludger Mees, experto en nacionalismo vasco. Una esvástica sobre el Bidasoa intenta también explicar la contradicción terrorifíca de poetas del cine, como Brieger, que, pusieron el poder del cine (y su propio talento) en malas manos.

Anuncios

0 Responses to “Una esvástica sobre el Bidasoa”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: