Las aventuras de Tadeo Jones

Tras el esfuerzo por sacar adelante una producción española, satisface comprobar que nuestro cine no está necesariamente maldito, que no está todo perdido. Enrique Gato sigue la saga emprendida en sus dos cortos ganadores del Goya con Tadeo Jones, el mito de Indiana Jones, a la latina, esta vez, en un largometraje que encanta a los niños. En el proyecto se ha puesto verdadera ilusión y esfuerzo, a juzgar por las palabras de dos de sus cuatro guionistas, Jordi Gasull e Ignacio del Moral, ambos, profesores invitados del Máster de Guión Audiovisual de la UN: querían contar una historia de contrastes sobre un albañil soñador que, por la acción del destino, se convierte en un explorador del viejo Imperio Inca.

Este nuevo aventurero es un John Doe, un Juan Nadie, que parece reunir el verdadero espíritu del explorador. Si bien este propósito creativo presenta luces y sombras: por un lado, y buscando generar cierta ironía, se cae en algunos tópicos tales como “el chico que miente pero que tiene buen corazón”, como en Aladín, o “el falso explorador que vive de su arrogancia y que pervierte los fines de su trabajo”, al estilo del personaje Muntz, en Up, entre otros. Se advierte también que la búsqueda del humor a través de personajes como el loro mudo o el peruano vendedor ambulante, podría haberse explotado mucho más como fuente de contrastes con un protagonista más bien pasivo. En cambio, sobra la chica, que, por su caracterización superficial y un poco erotizada, acaba siendo más un símbolo que un personaje con impulso propio en el filme. Quizá esta ausencia de renovación responde al afán de asegurar la identificación con los clásicos, al miedo a arriesgar con nuevos modelos.

Por otro lado, resulta excelente el hallazgo de la momia que protege el santuario de la vieja ciudad perdida de los incas. Nunca antes se había propuesto el punto de vista de los “malos” como la defensa legítima y agotadora de un bien. Además de ocurrente y divertida por los modos en que intenta salvar la estatuilla de la vida inmortal, esta momia consigue revitalizar la acción en el momento más difícil de la trama, cuando se acerca el clímax. Por ello, lejos de cansar y hacer previsible el desenlace, dinamiza con éxito una historia que, hasta ese momento, nadaba en las aguas de un río sin abundante caudal.

Anuncios

0 Responses to “Las aventuras de Tadeo Jones”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: