Lórax. En busca de la trúfula perdida

Esta historia infantil se teje en torno a la adaptación de la obra homónima del Dr. Seuss. A través de ese género didáctico que a veces inunda nuestras pantallas se intenta inculcar una cierta conciencia ecologista en los niños (y en los acompañantes adultos). El mundo se ha quedado sin árboles y la única ciudad conocida “Thneed-Ville” está construida de plástico, hormigón colorido, y formas hinchables que hacen las veces de las flores, los árboles y cualquier signo de vida. Terrorífico. Para complacer a la chica de sus sueños, Ted, un niño que vive con su madre y su abuela (quizá el personaje más divertido del relato) tiene que buscar una “trúfula”, un tipo de árbol que en lugar de hojas tiene suaves racimos de lana. A todo esto, un ambicioso magnate, acomplejado, está totalmente empeñado en seguir ganando dinero con la venta de oxígeno. Y claro está, se opondrá a que se recupere la naturaleza.

Aunque el fin pedagógico es desde luego bueno, por el camino se ha descuidado el argumento. Así de bien me lo explicó una niña muy sabia que conozco: “Sobraba un personaje. El verdadero aventurero de la historia, el pequeño Ted, tendría que haber buscado al Lórax y no ese otro “El una vez” que no tiene ninguna importancia real para la película”. Sea dicho de paso, ese personaje innecesario es un trasunto del modelo de joven retro, impávido y sin fuerza, un prototipo publicitario muy actual que asusta a los niños e irrita a los mayores.  

En esta línea tan crítica, el error principal es la propia estructura de la historia. La trama está construida sobre la base inestable e incomprensible de los flaschbacks o vueltas al pasado. Los personajes, muy poco o casi nada perfilados, recuerdan demasiado a los estereotipos de la marca Pixar. Y con ello se demuestra que, además de acusar una gran falta de talento y esfuerzo, la mera búsqueda de la rentabilidad sigue haciendo mucho daño a la industria cinematográfica. Por otro lado, y, salvando los chistes más o menos ingeniosos que se cuelan en los diálogos, la fórmula del musical no está bien llevada, pues ni las canciones ni las coreografías acaban de encajar bien con el tono general del filme. En fin, quizá el colorido exuberante de los paisajes donde habitan el Lórax, los ositos y otros personajes blanditos y la acción trepidante salven la película de un ahogo inevitable.

Anuncios

1 Response to “Lórax. En busca de la trúfula perdida”


  1. 1 damnQ mayo 26, 2012 en 9:30 pm

    “Sobraba un personaje. El verdadero aventurero de la historia, el pequeño Ted, tendría que haber buscado al Lórax y no ese otro “El una vez” que no tiene ninguna importancia real para la película”.

    He leido el libro, y lo cierto es que el personaje de Ted no existe, no hay trama romantica; si hay un niño y es el “lector”, no hace nada en el libro, excepto por escuchar la historia y recibir la semilla; “El una vez” es el protagonista narrador(no hay familia redneck, y el thneed es un exito de entrada) .Todo el libro es el Lorax intentando mostrarle al “El una vez” que esta causando daño, mientras los animales deben irse del Valle;(en la pelicula cortan casi todo el libro en la cancion “Cuan malo puedo ser”) Lo cierto es que Ted, todo Thneedville, incluyendo al innecesario villano secundario, no existian en la version original, como tampoco existen en el corto de 1972, donde el Lorax tiene mas tiempo en la pantalla. El niño solo pregunta una cosa y eso es todo; otra vez, haciendo del espectador.

    .En si , el Lorax, representando a la naturaleza y “El una vez” representando a las empresas que usan indiscriminadamente los recursos naturales y la codicia, son los unicos personajes del libro, y los mas importantes de la pelicula tambien, ya que en si son el corazon de la historia original.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: