El hombre tranquilo

Se cumplen 60 años de El hombre tranquilo. Y es más que un motivo para la celebración comprobar que la gran comedia irlandesa de John Ford ha sabido envejecer sin perder ni un gramo de frescura y fuerza con el paso de los años y… De las personas. El relato que nos cuenta Ford y su gran equipo de amigos resulta conmovedor por la sencillez aparente. Y quizá porque, tras ese tono festivo que inunda toda la historia envolviéndonos de una profunda alegría, nos sacude sin sacudir.

Se trata de un cuento adaptado y de carácter mítico: el regreso de un hombre a su origen. Sean Thornton (el inigualable Wayne), ex boxeador en los Estados Unidos, vuelve al pueblo de sus ancestros, Innisfree, para recuperar Blanca Mañana, la casa donde nació. Como una lluvia de recuerdos de valor indecible, las palabras de su madre ilustran la importancia que tiene para él encontrar la paz entre los muros de ese hogar. También las canciones tradicionales y cómo no, el reconocimiento de los habitantes de Innisfree, empezando por Michaeleen Oge Flynn y terminando por los paisanos del Bar Pat Cohan, salpican de un entrañable sentimiento de pertenencia cada rincón y fragmento de la historia. Sin embargo, la recuperación del hogar también será dolorosa. Pues le exigirá -a través de la aceptación y observancia de las costumbres- ponerse cara a cara con un pasado reciente que se empeña en olvidar.

Para mostrar ese trance, la excusa dramática será su enamoramiento de Mary Kate Danaher ( la impetuosa Maureen O’Hara). El infortunado Thornton fija sus ojos en la hermana de su rival, el orgulloso Red Will Danaher, quien no quiere aceptar que un forastero (con o sin derecho) se apropie de la vieja casita del río y se lleve la dote que corresponde a la boda con su hermana. El asunto va a mayores hasta convertirse en un conflicto matrimonial y social. Tan curioso como especial. Pero, como en los buenos westerns, y éste aunque irlandés, también tiene trazas de western, el forastero aceptará la ley a su manera, viviendo para siempre en los límites de la frontera.

 

 

Anuncios

1 Response to “El hombre tranquilo”


  1. 1 plared abril 12, 2012 en 12:51 am

    Sin duda una de las mas grandes peliculas de la historia del cine. Una comedia absolutamente fantástica, de reparto coral, donde hasta el ultimo personaje de ese pintoresco pueblo, es absolutamente perfectamente trazado. Un clásico sin mas..imprescindible. Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: