Los tres mosqueteros

No es novedad que Los Tres Mosqueteros de Dumas ha dado lugar a varias versiones cinematográficas. Aunque el salto desde la obra literaria a la pantalla a veces es mortal, algunos de los filmes han conseguido cierta dignidad ante la novela, como la versión de 1993 de Stephen Herek. Sin embargo, no es éste el caso. Esta última versión más postmoderna logra que la intrépida y leal aventura de los mosqueteros “fracasados” del rey se convierta en un pastiche sofisticado y autoconsciente acerca de unos personajes que no tienen ni oficio ni ideales.

Pudiera parecer un acierto llevar la voz de Dumas a nuestros tiempos. Pero nuestra cultura, tan irónica y poco seria, desentona absolutamente con cualquier compromiso más allá de la pacífica convivencia que exige el deseado bienestar. Por ello, retratar el entramado preracionalista de unos personajes que viven con la firme convicción de defender a su patria, a su rey y a sus conciencias resulta, insisto desde nuestra irónica satisfacción, una mera ridiculez. Y así lo manifiesta la película. En ella toman excesivo protagonismo la dirección artística, los recursos audiovisuales centrados en las piruetas, batallas y recreaciones históricas del contexto, los ropajes y atuendos; y, en cambio, pierden sabor los motivos y retratos psicológicos de los personajes, que parecen salidos de una pasarela de la Moda, un partido de fútbol o la última sitcom de piso de estudiantes.

En apariencia el trance por el que pasan D’Artagnan y los mosqueteros es evitar que un Richelieu descarado se haga con el trono de Francia. Todo esto explícito en diálogos planos e ingenio simulado. Para una mente que reivindique algo justicia en este mundo y toda la justicia en el de Verdad, que los mosqueteros se ganen el favor de Richelieu en un guiño final es un ejemplo más del escaso valor que otorga este filme a cualquier tipo de alianza.

 

Anuncios

0 Responses to “Los tres mosqueteros”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: