Sin límites

Todavía sigue vivo el mito de la “piedra filosofal”. Ha variado, cómo no, el contenido de lo que le pedimos ahora al mineral, transformado desde hace ya abundantes décadas, en pastillas, drogas de diseño, estímulos y refugios, “suavizantes” ante las exigencias de ésta nuestra vida. En esencia, la “piedra” sigue catalizando la ambición y un deseo de felicidad material, en el que testarudamente nos empeñamos en creer. Así las cosas, el thriller de Neil Burger es la historia de un escritor frustrado (llamado Eddie e interpretado por Bradley Cooper) al que las casualidades de la vida y la desesperación le conducen hasta una droga de diseño (el NZT, un resumen de palabras mágicas). Con ella, el potencial de inteligencia del cerebro es capaz de pasar de nuestro insignificante 20% de actividad hasta dar un 100%. Con lo cual, el escritor se convierte en una persona de éxito, pero irónicamente, no como novelista, que era su profesión identitaria, sino como mago de las finanzas y posteriormente de la política.

El filme apunta a un gran tema que no se atreve a solucionar con valentía poética. Y es la dirección a la que conduce una pretensión de felicidad puesta en las cómodas manos de un objeto artificial como son las drogas. El relato aumenta la tensión de la historia con la aparición de una red de enganchados a la fama a través de la pastilla de poder y conforme el protagonista sufre un proceso irrevocable de deterioro físico acelerado, si no consigue su droga. La dependencia es tal que no parece haber camino de retorno. Sin embargo, el final no rompe el ciclo con la solución esperada, según la lógica que el espectador, dócil corderito, ha aceptado desde el inicio.

Por ello, aunque la sorpresa final alivie el sufrimiento de la audiencia, pone en evidencia la pobreza de un guión enrevesado sobremanera en el tercer acto; con agujeros e inverosimilitudes respecto de los personajes secundarios (entre los que cabe mencionar al gran De Niro); y manipulado por un deus ex machina demasiado obsesionado con la idea.

Anuncios

0 Responses to “Sin límites”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: