Invasión a la Tierra

Puestos a fabular sobre cómo afrontaría el Ejército de los Estados Unidos un ataque extraterrestre, el filme de Liebesman es una pieza muy convencional. A medio camino entre la ciencia ficción y el género bélico, la batalla en Los Ángeles es un ejemplo más de la simpleza llevada a la gran pantalla. Puestos a criticar (que no a corregir), Bertolini, el guionista de la historia, ha sabido salpimentar la rutina militar de algunos de los tópicos más parodiados y conocidos de las películas de guerra. Tales como el sargento inquebrantable que, en contra de su mala reputación, se gana de verdad el respeto de sus subalternos; la convivencia fraterna y la mezcolanza de razas; el invasor poderoso; el padre que lega al hijo una herencia de honor; la soldado de virtudes masculinas; el sacrificio por el bien común; la seguridad del Estado en manos del Ejército. Por ello, y aunque el relato parece estar escrito sin ironía, la historia resulta insultante como elogio del patriotismo “yanqui”.

A las puertas de abandonar el ejército, el sargento de la Marina, Nantz ha de llevar a cabo su última misión en las Fuerzas Armadas. La amenaza es inminente. Luego, no cabe una renuncia ni tampoco otra alternativa: la ciudad de Los Ángeles (el ojo del mundo) es invadida por unos extraterrestres cuya principal necesidad es hacer acopio del agua salada de nuestros mares y océanos. Nantz y sus soldados, una serie de personajes dibujados a medias por un rotulador grueso, luchan contra unos bichos mitad robot mitad anfibios que, cómo no, parecen indestructibles.

Durante el visionado no hay tiempo ni descanso para la reflexión. Sólo pura y asfixiante acción. Quizá ésa sea la razón por la que, ahora, cabe preguntarse acerca del sentido de estas historias que con un salvoconducto llamado “ficción” representan las amenazas fantasma, los enemigos del “mundo” tal y como lo conocemos y de las misiones que, a juzgar por el filme de Liebesman, ya no ofrece la geopolítica conocida, o quién sabe si estas historias no proponen inconscientemente nuevos modos de mirar los juegos de estrategia. Siguiendo la ley o lógica de la historia, habrá que mirar al espacio (y a la potente industria balística y aeronáutica que mueve) para seguir activos en la lucha.

Anuncios

0 Responses to “Invasión a la Tierra”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: