Valor de ley

A decir verdad, el western es uno de los géneros más difíciles de trabajar y mucho más, si se trata de hacer el remake de un filme ya consagrado en manos del director Henry Hathaway, en 1969. Quizá esta aclaración sirva como disculpa ante el fallido ejercicio de los hermanos Coen que, insistiendo en su manía dramática de dejar las historias si un final con sentido, han naufragado en aguas inciertas, sólo aptas para poetas curtidos a la intemperie como Ford o Eastwood, entre otros.

Si bien, la historia se hace llevadera y entretenida, gracias a la maestría que demuestran tener los Coen en algunas escenas donde predominan los diálogos, el principal problema del filme es que el tema mítico aparece muy desenfocado. Si hay algo genuino en el relato principal es que pone de manifiesto la alianza entre dos reivindicaciones que los Coen sólo retratan de soslayo, a saber: la necesidad de justicia que resuelva la dejación de las obligaciones por parte de los agentes de la Ley; y que esa reivindicación la haga una niña, es decir, el ser más indefenso de la sociedad. En cambio, la historia se detiene más en alentar con sugerencias estéticas el ambiente y el tono de la época, en un alarde extraordinario de dirección artística y en una banda sonora cargada de sabor al Oeste.

Como aliño necesario para el drama épico, se ponen en liza los valores aparentemente negativos de un outsider como el alguacil Rooster Cogburn (esta vez, Jeff Bridges; la anterior, John Wayne) que parece tener más tesón y honradez que el aparato judicial de la civilización. Cogburn entra en duelo dialéctico con un Ranger de Texas, La Boeuf (esta vez, Matt Damon; la anterior, Glen Campbell) desaprovechado como figura contrapuesta a la rudeza del alguacil, por ser muy sistemático y pulcro, aunque torpe y fanfarrón. Finalmente, la niña, Mattie Ross (en una excelente interpretación de Halie Steinfeld) arbitra la relación y contempla perpleja el submundo que ha querido visitar fiada de una fría e impertérrita piedad filial.

Anuncios

1 Response to “Valor de ley”


  1. 1 Alfonso febrero 17, 2011 en 6:06 pm

    Estoy de acuerdo en que la película te deja un poco frio. Sin embargo, esta película me ha gustado más que el original de Hataway. Para mí Valor de ley nunca estuvo a la altura de las películas de Ford, Hawks, Mann Boetticher, Peckinpah…A pesar de que cuenta con ingredientes muy interesantes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: