Archivos para 31 enero 2011

De dioses y hombres

Después de algunos grandes títulos cinematográficos de la temporada pre-óscar, parecía imposible hallar ninguna otra pieza fascinante. Pero no ha sido así, por fortuna. El filme de Beauvois es sencillamente una obra maestra. Por la temática y el argumento, la historia presenta una fuerza irresistible. Se cuentan los sucesos trágicos vividos (-desde 1993 a 1996 en Thibirine-) por los monjes trapenses franceses de una comunidad perdida en medio del Atlas argelino y sacudida por los atentados de los fundamentalistas islámicos. En torno a la vida cotidiana de los monjes, en el Monasterio de Nuestra Señora del Atlas, encontramos la red de relaciones personales y laborales con las familias musulmanas que tan pacíficamente han tejido con su dedicación y amor estos fieles entregados. Seguir leyendo ‘De dioses y hombres’

Imparable

En las situaciones de máximo estrés suele nacer un valor muy preciado. Se trata de la posibilidad de prestar un servicio a los demás con absoluto desinterés. La excusa que pone en juego a Denzel Washington y Chris Pine es esta historia de ferrocarriles, trenes descontrolados, descarrilamientos, errores humanos y pánico. Todo ello parece referirse en exclusiva a la acción trepidante que genera una máquina “imparable”. Pero me temo que tras la simpleza de un espectáculo de salvamentos, histeria colectiva y desobediencias (con antecedentes cinematográficos) se esconde una realidad más sustancial. Seguir leyendo ‘Imparable’

El discurso del rey

Si esta película hubiera sido una obra de teatro, al terminar, los espectadores habríamos aplaudido con fervor hasta enrojecer las manos. Impecable en la puesta en escena y maestra en el guión, la historia que narra Tom Hooper es una muestra más de que todavía hay gente en la industria que sabe cómo hacer películas. Bien es cierto que, sin el talento del guionista, David Seidler (un profesional muy curtido en la televisión), probablemente el filme habría naufragado en los convencionalismos que empobrecen los dramas históricos, más pendientes de la estética y el pseudo-interés por los grandes temas que por la historia en sí. Seguir leyendo ‘El discurso del rey’

Vivir para siempre

El director de cine Gustavo Ron ha tenido la valentía y el vigor necesarios para embarcarse en una película políticamente incorrecta. Los términos en los que defino esa incorrección son, en primer lugar, que el filme trata del cáncer, un tema tabú, por tratarse de una enfermedad terrible, aún indómita clínicamente hablando y, en segundo lugar, que la actitud que suele acompañar a su padecimiento, en según qué personas y filmes, es el resultado fatal de una combinación siniestra entre el victimismo y la desesperanza, si es que no son lo mismo. Y sin embargo, Ron escoge la esperanza para acercarse al drama. Seguir leyendo ‘Vivir para siempre’

Neds. No educados y delincuentes

El director escocés Peter Mullan parece haber estado muy atento a las razones que causan la violencia entre los adolescentes en su tercer filme. Y aunque el tema ha alcanzado por repetición la categoría de tópico, afortunadamente la versión personal de Mullan ofrece una perspectiva nueva para la comprensión de este drama juvenil. Recreada en un contexto muy particular como es el de los barrios obreros de la ciudad de Glasgow, la historia de John McGill pondera la influencia del entorno y las circunstancias sociales sobre la vida de una persona Seguir leyendo ‘Neds. No educados y delincuentes’


El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.