Conocerás al hombre de tus sueños

Quizá por no defraudar al público fiel, Woody Allen repite su modelo de comedia ligera y aparentemente insustancial con el tema del amor, como centro neurálgico. Esta vez, se queda un poco corto al mostrar menos dosis de ese genio suyo tan particular, aunque consigue entretener con una amabilidad e inteligencia (también haciendo sonreir) más esperanzadoras que las de los últimos filmes.

Parece que el interés de este cineasta sigue siendo el mismo: cómo superar los sinsabores de la vida amorosa, cómo salir de la soledad, cómo no morir infecundamente. Por ello, y sin buscar una solución en directo, Allen traza un mapa de tramas y encuentros interesantes, esperando que de las conversaciones, las ilusiones y los compromisos surja la estabilidad emocional, o (quién sabe) se forme una piedra filosofal sobre el sentido de la vida. El propósito no es nada modesto. Ni tampoco demasiado limitado. En ese sentido, el guión toca palos abundantes sin concentrarse en ninguno; desvanece las expectativas sobre algunos personajes protagónicos al estrellarlos contra un destino fácil; frivoliza con el amor a la par que lo endiosa; en definitiva, prefiere no arrancarle a la premisa ninguna historia que nos sobreviva a todos.

Con Londres como telón de fondo, los recuersos y paisajes humanos siguen siendo pintorescos aunque abusivos. Ya no dan más de sí pues son pura estética snob. Con su entrada fílmica en el Reino Unido, parece estar inaugurando un nuevo tipo de cine de retratos culturales cuanto menos interesante. Salvo las pinceladas psicológicas de algunos secundarios, que además de bien interpretados, demuestran cierta honestidad narrativa, el filme es un nuevo canto a la perplejidad. Ni más ni menos. Por eso, resulta complacernos sin devorarnos el alma con la amargura propia de una vieja gloria que ya lo hubiera visto (y dicho) todo. La ironía está en que Woody Allen sigue esperando un encuentro real con la vida. Y lo busca en la pantalla grande. No estaría nada mal que explorara nuevas texturas humanas, más allá de los estereotipos que abundan por el desierto de la vida.

Anuncios

1 Response to “Conocerás al hombre de tus sueños”


  1. 1 Miguel enero 9, 2011 en 2:24 am

    Creo que Allen entra con sus últimos filmes en lo que va a ser el s XXI: mentiras, trampas y amor. Todo en su justa medida. Y en esta es en la que mejor lo escenifica. Sin olvidar demasiado a Vicky y a Cristina.
    Un saludo
    Miguel


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El toque Lubitsch

Una bitácora para el pensamiento, en general y en concreto, y el análisis y crítica de la ficción cinematográfica y televisiva.

A %d blogueros les gusta esto: